1. - Legalización de documentos públicos

La legalización de los documentos extranjeros es imprescindible para que surta efectos en Hungría. Y salvo que exista Convenio, Tratado o Acuerdo internacional que exima de su legalización, la misma se hará conforme a uno de los dos procedimientos siguientes dependiendo del país que expida el documento:

a.) Apostilla de La Haya. 

La Convención suprime el requisito de legalización de los documentos públicos que se originen en un país de la Convención y que se pretendan utilizar en otro. Los documentos emitidos en un país de la Convención que hayan sido certificados por una apostilla de la Convención deberán ser reconocidos en cualquier otro país de la Convención sin necesidad de otro tipo de autenticación. Se prohíbe a los funcionarios consulares en los países de la Convención que expidan un certificado anexo a la apostilla de la Convención.

Los Estados parte del Convenio de la Haya son:

(ver lista actualizada: http://www.hcch.net/index_en.php?act=conventions.status&cid=41)

b.) La vía diplomática. 

Es el procedimiento a utilizar para la legalización de los documentos extranjeros públicos expedidos en países no firmantes del Convenio de La Haya

Los pasos de la legalización son los siguientes

  • Legalizar la firma del funcionario y el sello de la entidad emisora del documento público, por la entidad supervisor de la misma (e.g. ministerio extranjero competente) 
  • La Sección de Legalizaciones del Ministerio de Exteriores del país emisor debe legalizar la firma y el sello de la entidad supervisor. 
  • La firma del funcionario y el sello de la Sección de Legalizaciones del Ministerio de Exteriores del país emisor debe ser legalizada por la embajada húngara correspondiente. 
  • Las legalizaciones deben ser presentadas con traducción jurada al idioma húngaro.

ASÍ SEGÚN LOS ARRIBA DICHOS LAS AUTORIDADES DE HUNGRÍA ACEPTAN

a) los documentos con origen de España CON APOSTILLA, salvo por los certificados del registro civil en formato internacional si se utilizan en trámites a través del Consulado de Hungría – en este caso no necesitan llevar Apostilla;

b) los documentos con origen de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, Venezuela, Estados Unidos, y Honduras CON APOSTILLA;

c) los documentos con origen de Cuba CON LA LEGALIZACIÓN DEL CONSULADO HÚNGARO EN LA HABANA.

 

2. - Legalización de firma

Para que los documentos públicos o privados surtan efecto en Hungría, las firmas de los firmantes deben ser legalizados por el cónsul húngaro competente, o por un notario. 

a.) Legalizar la firma por el cónsul. En este caso el interesado debe presentarse personalmente en el consulado, identificarse adecuadamente, abonar la tasa y firmar el documento ante el cónsul (preferiblemente en tinte azul). El cónsul justifica sólo y exclusivamente, que el documento ha sido firmado por la persona, independientemente del contenido del texto. 

b.) Reconocer la firma. En este caso el interesado se presenta ante el cónsul con un documento ya firmado y declara, que él mismo lo había firmado. El cónsul emite un certificado, que justifique la declaración del interesado sobre el reconocimiento de su firma, cómo propia. Obviamente esta forma de legalización es “menos fuerte” que el anterior, por lo cual – aunque exista esta forma – no recomendamos a aplicarlo.

c.) Legalizar la firma por un notario. Si el interesado no se puede presentar ante el cónsul húngaro, es posible que se dirija a un notario reconocido en su lugar de residencia para legalizar su firma. Paso seguido – para que esta legalización surta efectos en Hungría – habrá que Apostillarlo por el Colegio de Notarios, y preparar una traducción legalizada de ello.

 

3. - Legalización de copia

Los cónsules tienen autoridad de legalizar una copia ya hecha, o preparar una copia legalizada de cualquier documento. En estos casos, la copia legalizada surta los mismos efectos cómo el documento original.